Archive for noviembre, 2007

El Evangelista Que Casi No Ganó Almas

Jueves, noviembre 15th, 2007

¿Qué pensaría usted de un misionero que después de varias décadas en el ministerio, no llega a contar ni siquiera una docena de convertidos al evangelio? Es mas, si le hacemos el favor de incluirlo a él en el gran total, no llegan ni a diez las almas que han aceptado su mensaje. A propósito, las únicas personas que han asistido a sus campañas durante todo este tiempo son sus familiares inmediatos como sus hijos, su esposa, probablemente en algunas ocasiones su abuelo de muy avanzada edad, etc. Supongo que varios evaluarían el ministerio de este hermano como un tremendo fracaso y sin duda presentarían una gran variedad de opiniones sobre la raíz del problema con sus posibles soluciones:


    Unos dirían: “Obviamente este obrero es muy perezoso y es por eso que no a ganado almas para el Señor. Mejor seria que se jubilara y le diera el ministerio a una persona más joven”.
    “Tal vez hay algo malo con su mensaje y necesita atender unas clases en un buen seminario”, dirían otros.
    “De seguro es el sistema de sonido que usa en sus campañas no sirve y tiene que comprar uno nuevo”.
    “Probablemente no tiene buenos músicos y debería de invitar un buen conjunto”.
    “Sin duda el hermano no tiene una buena pagina web en Internet”.
    “Les apuesto que este evangelista tiene una mente muy cerrada y anticuada. Debe modernizarse y ser progresista para no ofender tanto a la gente”.

Yo le puedo asegurar que ninguna de estas “soluciones” afectaría la verdadera raíz del problema. ¿Me creería si le digo que existe la posibilidad de encontrarse con un pueblo de tan duro corazón al que usted le podría predicar todos los días, por mas de cien años y después de tantos esfuerzos, solo su esposa, sus hijos y sus nueras son los únicos que aceptan su mensaje? Este era el caso de Noé. II Pedro 2:5 identifica a Noé como el primer evangelista de la Biblia. Noé recibe el titulo de “Pregonero de Justicia” en medio de un mundo de impíos.

En Génesis 6:3 Dios dice: “No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días 120 años.” Esto marca el principio de la cuenta regresiva para el día de destrucción. La corrupción era tan grande que la Biblia dice que “estaba la tierra llena de violencia”, en otras palabras, la tierra estaba llena de terrorismo. Era una época donde nadie quería oír de Dios, “pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehovᔠy Dios le dio dos grandes misiones por un espacio de 120 años: construir el arca y predicar su palabra a los inconversos.

¿Ya se imagina mantener un promedio de un solo convertido cada 17 años? Eso es para desmoralizarse en los primeros meses del ministerio y buscar otra línea de trabajo.
¿Por qué si me pongo a predicar “Juan 3:16” en la esquina de una calle muy transitada, cientos de personas no caen de rodillas arrepentidos? ¿Por que Dios se limita a depender en seres humanos para la predicación de su evangelio?

Primeramente Dios no nos ha prometido que todo el mundo se va a convertir ya que seria una violación del libre albedrío que nos ha dado. Dios no envía ángeles a predicar a los hombres porque desea demostrar su poder al usar individuos imperfectos como usted y yo. Nuestra misión es de predicar y punto. El acto de conversión es un asunto entre Dios y los individuos que escuchan el mensaje.
Finalmente, no se cual es más impresionante: La perseverancia de Noé en su predicación o su habilidad de instruir a sus hijos en los caminos de Dios en medio de un ambiente tan hostil.

Subscribe to RSS feed