Octubre 30, 2014
Portada | English Edition | Contáctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

Enseñanzas Bíblicas Sobre La Vida

 
 

Esaú Crespo
Introducción:

Reflexionar sobre la vida, el hombre y el cosmos es filosofar. No se necesita tener escuela o educación sistemática para tener la capacidad sobre el meditar acerca de las diferentes situaciones de la vida del ser humano. Cada persona en algún momento de la vida se cuestiona acerca del hecho de morir y partir a la eternidad.

  • Cada persona tiene una opinión diferente sobre la vida y no tenemos tiempo para escuchar todas esas opiniones. Mejor escuchemos lo que dice Dios acerca de la vida.
  • La vida es un regalo de Dios y no tiene precio. El apóstol Santiago dice que “todo don perfecto y toda buena dádiva desciende de lo alto” (Santiago 1:17)
  • ¿Qué uso le damos a la vida preciosa que Dios nos da? Muchas personas desperdician la preciosa vida en situaciones pueriles del diario vivir. Es una falta de sabiduría, de prudencia y de justicia no darle a la vida el uso que Dios espera hagamos de ella.

Consideremos lo que la Biblia dice acerca de la vida en este corto pasaje.

I. La brevedad de la vida (v.4a, 5a).

  • El plan original de Dios era que los hombres fueran eternos. El hombre fue hecho a imagen y semejanza divina; esto incluía el hecho de que el hombre fuera inmortal. La muerte es consecuencia del pecado. A partir de Génesis 3 aprendemos que en detalle se dice que el hombre moriría como consecuencia de su pecado contra Dios.
  • Después de la caída el hombre mantuvo secuelas del plan original divino, puesto que las personas alcanzaron a vivir un milenio (Génesis capitulo 5).
  • En la era patriarcal los hombres alcanzaron a vivir 120 años.
  • Pero hoy, según el Salmo 90 sólo se vive 70 u 80 años.
  • A pesar de los alcances de la ciencia y las múltiples medidas de seguridad un alto porcentaje de niños mueren en edad temprana.
  • En comparación con la eternidad nuestra existencia es a penas un granito de arena en la inmensidad del mar.

II. La fragilidad de la vida (v. 4b)

  • Alguien ha dicho que el hombre al nacer comienza a morir; por esa razón, a los bebés los llevan al médico, a los hospitales, se le dan medicinas, pero al final la batalla la pierde el ser humano.
  • Nuestro organismo a través de sus defensas tiene que luchar contra los virus mortales, pero cuando el cuerpo se debilita, las enfermedades aniquilan al ser humano.
  • La vida se puede esfumar con sólo la picada de una abeja.

III. La vanidad de la vida (v. 5b, 6).

El libro que nos informa con detalles sobre la vanidad de la vida es, sin duda, Eclesiastés.

En dicho libro es el hombre que reflexiona “bajo el sol”. Debemos tener cuidado con las proposiciones que se mencionan en dicho libro porque el que habla está reflexionando de acuerdo a lo que él percibe con sus sentidos y no conforme a la revelación de Dios.

En el libro de Eclesiastés 33 veces aparece la palabra vanidad (versión Reina Valera, 60).

¿Qué cosas son vanidad?

  • La vida de un avaro Eclesiastés 2:19-22
  • La vida de idolatría Hechos 14:1-20; Jeremías 10:6-10.
  • Vivir la experiencia de la juventud sin Cristo (Eclesiastés 12:1-8).
    • En 1974 los arqueólogos chinos descubrieron 6,000 cuerpos de soldados y figuras de caballos en tamaño normal construidos de piedras de jade y metal que estaban al rededor de la tumba del emperador Ying Cheng y que mas tarde adquirió el titulo de Chin Huang Di (Primer divino emperador de China).
    • China se llama así por su primer emperador.
    • El genio militar de este Emperador era como el de Napoleón Bonaparte.
    • Su genio administrativo era como el de León Trosky.
    • Su genio arquitectónico y artístico. El construyó un palacio que tenía cerca de dos kms. de longitud por 1.5 kms. de ancho. Dentro del palacio construyó 270 habitaciones para poder dormir en una diferente por temor a un ataque de sus enemigos. Además del magnífico palacio él fue responsable de la construcción de la Gran Muralla donde trabajaron cientos de miles de esclavos y donde también murieron miles de esclavos a grado tal que se le ha llamado “el cementerio más grande del mundo”.
    • Su crueldad. Se cuenta que en una ocasión mandó degollar a más de 40,000 personas de un ejército enemigo y que ya se habían rendido.
    • Soñaba con una dinastía de 10,000 años, pero murió cuando contaba con sólo 42 años, los conspiradores también mataron a su único hijo, la soñada dinastía de 10,000 años fue sólo de 42, la más corta de la historia China.
    • Alguien dijo: “Los que pretenden ser dioses ante los hombres, un día serán sólo hombres delante de Dios”.
    • Ying Cheng mató a tanta gente y se esforzó tanto para nada. En realidad todo fue pura vanidad. Cuando se vive dando la espalda a Dios, todo lo que se haga es pura vanidad.
    • Oiga lo que dice Apocalipsis 14:13 “Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Si dice el Espíritu, descansaran de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen”.
  • La vida del holgazán también es vanidad (Eclesiastés 5:7)

IV. La esperanza de la vida (Salmo 39:7).

La Palabra de Dios nos enseña que la única esperanza de la vida es Cristo. Porque Cristo nos colma de bendiciones mientras vivimos y lo hará en la eternidad. Prestemos atención a las palabras de apóstol Pablo en el libro de los Colosenses 1:27: “Cristo en vosotros la esperanza de gloria”.

Conclusión:

La Biblia nos enseña que la vida es breve, frágil y vana. La vida sólo tiene sentido sólo cuando hacemos de Cristo por la fe nuestro Salvador, Señor y pastor.

Visitas: 27754

 
Pasaje

Salmo 39:4-7

4 Hazme saber, Jehová, mi fin,
Y cuánta sea la medida de mis días;
Sepa yo cuán frágil soy.

5 He aquí, diste a mis días término corto,
Y mi edad es como nada delante de ti;
Ciertamente es completa vanidad todo hombre que vive. Selah

6 Ciertamente como una sombra es el hombre;
Ciertamente en vano se afana;
Amontona riquezas, y no sabe quién las recogerá.

7 Y ahora, Señor, ¿qué esperaré?
Mi esperanza está en ti.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Artículos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galería  |   Privacidad  |   Contáctenos
Copyright 2000 - 2014 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.