Octubre 31, 2014
Portada | English Edition | Contáctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

Una Boda Honrada Por El Señor

 
 

Esaú Crespo

Introducción:

Este pasaje nos habla de la formación de un nuevo hogar. Cada día se forman miles de hogares, pero según cálculos de los expertos, la mitad de ellos terminan en divorcio. Los cónyuges de este matrimonio tuvieron la sabia decisión de invitar al Señor Jesucristo para que les acompañara en el inicio de una vida, la vida matrimonial. Podemos ver que en la misma celebración del matrimonio surge el primer problema el cual consiste en que faltó el vino. ¡Que situación más incómoda que los invitados se quedaran sin probar un poco de refrescante vino!

El problema que aparece en este matrimonio nos enseña que siempre habrá problemas en todo hogar, pero si la presencia del Señor Jesús está en el seno matrimonial, entonces siempre habrá solución a cualquier problema que se presenten en las relaciones familiares.

La presencia del Señor Jesucristo en la celebración de esta boda, nos hace pensar en las siguientes enseñanzas de la Palabra de Dios.

I. Jesucristo dió aprobación a la institución familiar (vs.1, 2)

  • La familia es creación de Dios. Federico Engels en su obra "Origen De La Familia, La Propiedad Privada Y El Estado", propuso una teoría en la cual afirma que la familia, tal como nosotros la conocemos, pasó por un largo proceso evolutivo, a partir de las cavernas, hasta aparecer tal como nosotros la conocemos hoy día. La Biblia enseña que la familia es creación directa y perfecta de nuestro Dios.
  • La familia antecede a toda institución humana. La familia es primera que el estado, la iglesia, etc. Es deber de toda persona velar en primer lugar por los intereses de la familia.
  • La familia fue creada para la gloria de Dios y para bendición del ser humano. El hombre no encuentra mayor felicidad, sino en el seno de su familia. Todo hombre de bien debe amar a su familia y procurar que ella tenga como meta glorificar a Dios siempre.

II. Jesucristo mostró su poder para la provisión del hogar. (vs. 3-10)

La situación era incómoda para aquella familia por cuanto el vino se terminó y no había como satisfacer la necesidad de los acompañantes. Observemos que en aquella fiesta había otras personas importantes, pero ninguna de ellas tenía la capacidad de solucionar el problema.

  • Allí estaba María la madre del Señor, pero ella no pudo, sólo se limitó a decirle al Señor, "no tienen vino".
  • También estaban allí los discípulos del Señor, pero éstos tampoco pudieron dar solución al problema que se le presentó al matrimonio.
  • La boda se realizó en un ambiente religioso, pero la religión no pudo hacer nada para darle solución al problema. El pasaje nos enseña que los problemas del ser humano tienen solución perfecta y gratuita en la presencia del Señor Jesucristo.

III. Jesucristo mostró su gloria a través del hogar. (V.11)

  • San Juan dice que este fue el primer milagro que realizó el Señor.
  • A través de este milagro el Señor Jesús se manifestó como el Mesías prometido al pueblo de Israel.

IV. Jesucristo manifestó su salvación a través del hogar. (v.11)

La Biblia dice que sus discípulos creyeron en Él. Creer en Jesucristo es el medio para que el hombre alcance la salvación. El plan de Dios es que el hogar sea una agencia de salvación. Cuando los padres y los hijos son temerosos de Dios, ellos se convierten en un testimonio glorioso para que los demás puedan ver la diferencia de un hogar donde Cristo es el Señor.

Conclusión:

La presencia del Señor Jesucristo en aquella familia trajo provisión para felicidad de los esposos, pero también trajo salvación eterna para todos los que creyeron en Él. El pasaje nos enseña que el Señor Jesucristo tiene cuidado no sólo de nuestras necesidades espirituales, sino también de las materiales, es decir, de las necesidades del cuerpo. Cristo provee para el alma, pero también para el cuerpo.

Reciba a Jesucristo como su Salvador y su Señor.

Visitas: 26145

 
Pasaje

Juan 2:1-11

1 Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.

2 Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos.

3 Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino.

4 Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.

5 Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere.

6 Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros.

7 Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba.

8 Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron.

9 Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo,

10 y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora.

11 Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Artículos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galería  |   Privacidad  |   Contáctenos
Copyright 2000 - 2014 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.