Septiembre 22, 2014
Portada | English Edition | Cont√°ctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

La Necesidad de la Disciplina En La Iglesia Local

 
 

Esa√ļ Crespo

Introducción:

La santa Biblia tiene abundante informaci√≥n acerca del tema de la disciplina en la iglesia local. Desde el G√©nesis hasta el Apocalipsis Dios nos habla de la disciplina como una necesidad ya sea para evitar el pecado como tambi√©n para combatir dicho pecado. ¬ŅC√≥mo se debe llevar a cabo la disciplina en la iglesia local? Depende de varios factores y circunstancias para que as√≠ se aplique la disciplina. En el pasaje que hemos mencionado vamos a limitarnos s√≥lo al hecho de por qu√© debe aplicarse la disciplina en la iglesia local.

I. Porque el pecado del cristiano da una falsa seguridad al inconverso. (vs. 1,2).

El inconverso piensa que vive mejor que el cristiano. Cuando un inconverso observa el mal testimonio de un creyente, concluye erróneamente que está más cerca de Dios porque no hace las cosas malas que el creyente carnal está realizando.

En el caso que nos ocupa el ap√≥stol Pablo dice que el pecado que se estaba cometiendo en la iglesia de Corinto no se observaba ni en la vida de los incr√©dulos. Recordemos que Corinto era una ciudad portuaria y como tal era un lugar donde se llevaban a cabo toda clase de perversiones, pero a√ļn con todo eso el pecado de los creyentes de Corinto era peor y eso daba la sensaci√≥n a los incr√©dulos de una falsa seguridad. El incr√©dulo de Corinto se dec√≠a a s√≠ mismo: "para ser creyente como √©se, mejor no lo soy y, al fin y al cabo, yo puedo estar m√°s cerca de Dios porque no comento los hechos repugnantes de ese creyente". ¬°Craso error!

La Biblia no ense√Īa que el hombre se salva por pr√°cticas de moral; la Biblia ense√Īa que la salvaci√≥n del pecador s√≥lo descansa en la pura gracia de Dios que se manifest√≥ en le sacrificio de su Hijo en la cruz del Calvario. Estamos de acuerdo que un verdadero cristiano es una persona regenerada por el Esp√≠ritu Santo, pero no hay ninguna garant√≠a de que el creyente ya no va pecar. La Palabra de Dios constantemente nos exhorta a una vida de temor y cuando fallamos contra Dios vendr√° la disciplina divina, pero siempre nuestra salvaci√≥n descansar√° en la pura gracia de Dios. Los hermanos de Corinto con su pecado estaban cometiendo el grave error de darle al inconverso una falsa seguridad y por eso Dios va a aplicar la disciplina tan necesaria en la vida de la iglesia local y de los creyentes en particular.

II. Porque el pecado del cristiano permite la actividad del diablo. (vs. 3-5).

V√©ase Efesios 4:27 y su contexto. As√≠ como Dios se relaciona con lo humanos a trav√©s de nexos divinos como son la fe en la Palabra de Dios, la comuni√≥n con el Esp√≠ritu Santo, la vida rendida al Se√Īor Jesucristo, etc.; As√≠ tambi√©n el diablo tiene sus nexos que lo relacionan con los seres humanos. El ap√≥stol Pablo ense√Īa que el pecado permite que el diablo tenga intervenci√≥n en la vida de los creyentes, puesto que el pecado es abominaci√≥n contra Dios y un lazo natural que est√° relacionado con el diablo. La Biblia dice que el diablo peca desde el principio, pero que el Hijo de Dios, nuestro Se√Īor Jesucristo, apareci√≥ para destruir las obras del diablo.

III. Porque el pecado del cristiano trae contaminación a la iglesia local. (vs. 6-8).

Vida nueva. Hebreos 12:15. La Biblia est√° llena de ense√Īanzas acerca de que el pueblo de Dios es uno y cuando un miembro del pueblo de Dios peca, esto trae contaminaci√≥n a todos los hijos de Dios. La Biblia ilustra la iglesia con el ejemplo del cuerpo humano; cuando un miembro del cuerpo sufre un da√Īo el dolor no es s√≥lo para ese miembro, sino para todo el cuerpo; de la misma manera, cuando un mimbre de la iglesia peca contra Dios, su pecado trae contaminaci√≥n a todo el pueblo de Dios.

IV. Porque el propósito de dios es que los incrédulos sean salvos antes del juicio. (vs. 9-12).

Dios está urgentemente llamando a su pueblo a que testifique a los incrédulos a través de la Palabra predicada como también a través de la vida piadosa que ilumina las tinieblas de maldad que hay en el mundo, y esto es así para que los inconversos tengan la oportunidad de ser salvos antes del día terrible del juicio de Dios que se aproxima a este mundo. Si un creyente da mal testimonio entonces el inconverso endurecerá más su corazón y se perderá, y el creyente dará cuenta a Dios por su mal testimonio que sirvió de tropiezo a alguien que pudo ser salvo.

V. Porque la disciplina tiene propósitos terapéuticos. (v. 5,13).

La Palabra de Dios nos ense√Īa que Dios no aflige a nadie de balde, que siempre que √Čl disciplina al hombre es con el prop√≥sito de corregirlo para bendici√≥n del mismo hijo de Dios. Observemos lo que dice la Palabra de Dios en el libro de Hebreos cap. 12: 5-11:

"... y hab√©is ya olvidado la exhortaci√≥n que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo m√≠o, no menosprecies la disciplina del Se√Īor, ni desmayes cuando eres reprendido por √©l; porque el Se√Īor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. Si soport√°is la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¬Ņqu√© hijo es aquel a quien Padre no disciplina? Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos y no hijos. Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban y los vener√°bamos. ¬ŅPor qu√© no obedeceremos mucho mejor al Padre de los esp√≠ritus, y viviremos? Y aquellos, ciertamente por pocos d√≠as nos disciplinaban como a ellos les parec√≠a, pero este para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al tiempo presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero despu√©s da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados".

El joven fue restaurado. La disciplina que el apóstol Pablo recomendó y que la iglesia obedeció, llevó a la restauración a la plena comunión de aquel joven que había pecado contra Dios.

(2ª. Corintios 2:5-11).
(Vea Hebreos 12:5-11).

Conclusión:

Dios aplica la disciplina al creyente que peca contra √Čl; alguna veces Dios disciplina directamente y otras veces lo hace a trav√©s de la iglesia local que es el conjunto de todos los creyentes en el Se√Īor Jesucristo.

Visitas: 13682

 
Pasaje

I Corintios 5

1 De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre.

2 Y vosotros est√°is envanecidos. ¬ŅNo debierais m√°s bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometi√≥ tal acci√≥n?

3 Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho.

4 En el nombre de nuestro Se√Īor Jesucristo, reunidos vosotros y mi esp√≠ritu, con el poder de nuestro Se√Īor Jesucristo,

5 el tal sea entregado a Satan√°s para destrucci√≥n de la carne, a fin de que el esp√≠ritu sea salvo en el d√≠a del Se√Īor Jes√ļs.

6 No es buena vuestra jactancia. ¬ŅNo sab√©is que un poco de levadura leuda toda la masa?

7 Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que se√°is nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.

8 Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.

9 Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios;

10 no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo.

11 Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.

12 Porque ¬Ņqu√© raz√≥n tendr√≠a yo para juzgar a los que est√°n fuera? ¬ŅNo juzg√°is vosotros a los que est√°n dentro?

13 Porque a los que est√°n fuera, Dios juzgar√°. Quitad, pues, a ese perverso de entre vosotros.

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Art√≠culos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galer√≠a  |   Privacidad  |   Cont√°ctenos
Copyright 2000 - 2014 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.