Abril 24, 2014
Portada | English Edition | Cont√°ctenos
Sermones
Radio
Sermones
Himnos
Referenecia
Pasatiempos
Información
 

El Buen Pastor

 
 

Esa√ļ Crespo
Una simple lectura de una concordancia b√≠blica nos hace ver los diferentes sentidos que la palabra "pastor" tiene en la Biblia. Cuando la palabra aparece en el primer libro de la Biblia, el G√©nesis, se refiere a la actividad a la cual se dedicaba Abel; es decir, al cuido del reba√Īo de ovejas. Este sentido tiene la preeminencia en casi todos los relatos de la Biblia. Sin embargo, cuando leemos la literatura prof√©tica, la palabra ya tiene el significado figurado y se est√° refiriendo a los que ten√≠an cargo de direcci√≥n en el pueblo de Israel. Es en este √ļltimo sentido que la palabra es aplicada a los sacerdotes, reyes y profetas del pueblo israelita. En el Nuevo Testamento la palabra tiene que ver con los hombres que Dios llama para ser los responsables de cuidar los diferentes grupos de creyentes que conforman las iglesias locales. Tan glorioso significado adquiri√≥ la palabra que el Se√Īor Jesucristo se la atribuye a su persona como tambi√©n a su glorioso ministerio. En el pasaje citado arriba el autor sagrado se est√° refiriendo, obviamente, al Se√Īor Jesucristo, pero los principios que se establecen all√≠ son aplicados por extensi√≥n a todos aquellos varones que en la iglesia local Dios llama para que sean responsables ante √Čl de proveer protecci√≥n a los creyentes que forman la iglesia local. Aprendamos, pues, que dice la Biblia acerca de los pastores:

I. El Buen Pastor es un Hombre de Dios. (10:2-4).

Nadie puede ser pastor de una iglesia local sin haber tenido la experiencia de un encuentro personal con el Se√Īor Jesucristo.

  • Entr√≥ por la puerta (v. 2) la cual es Cristo. (v. 7).

    Todos los que estamos en el ministerio del pastorado tuvimos una experiencia de entrega a Cristo por la fe. El que esto escribe ten√≠a quince a√Īos cuando en una zona rural, un d√≠a viernes por la noche y durante un fuerte tiempo de lluvias y al escuchar la predicaci√≥n basada en Hechos 16:31, sinti√≥ en su coraz√≥n la necesidad de recibir a Jesucristo como Salvador personal y Se√Īor absoluto de la vida. Desde ese momento la vida fue transformada y m√°s tarde el Se√Īor le hizo el llamamiento para pastorear a los diferentes grupos de creyentes. Este pastor no ha sido fiel como Dios esperaba, pero el Se√Īor ha tenido misericordia y por su gracia est√° al frente de una obra local. Todo lo anterior ¬ŅPor qu√©? Porque tuvo una experiencia personal de encuentro con el Se√Īor.

  • Goza de la confianza de Dios. (v. 3).

    Entre Dios y el pastor hay una comuni√≥n basada en la fidelidad de Dios; hay una amistad √≠ntima; hay un compa√Īerismo precioso donde tanto Dios cuenta sus cosas privadas a su amigo por medio de la revelaci√≥n escrita, como tambi√©n el pastor cada d√≠a se comunica con su Salvador por medio de la oraci√≥n.

II. El Buen Pastor se Entrega a sus Ovejas. (v. 11).

Todos sabemos que Cristo por amor a los pecadores entreg√≥ su vida en la cruz del Calvario. De la misma manera, el buen pastor es capaz de entregar su vida por sus ovejas. Estimado lector, quiero contarle una experiencia tierna y conmovedora que este pastor observ√≥ durante la guerra civil que se libr√≥ en El Salvador. En el a√Īo de 1981 ya la guerra se estaba extendiendo por todo el pa√≠s y el gobierno, a trav√©s de su brazo armado oblig√≥ que los hombres se organizaran en grupos de defensa civil para servir como grupos paramilitares. En un lugar de la zona rural lleg√≥ la orden de que los hombres se organizaran como grupo de defensa civil; el encargado de hacer esto no tuvo respeto por los miembros de la iglesia local y oblig√≥ a los di√°conos como a todos los j√≥venes a tomar las armas y recibir entrenamiento militar. El anciano pastor de aquella congregaci√≥n tom√≥ su Biblia para ir a consolar a los miembros de su iglesia que ya estaban uniformados, armados y recibiendo entrenamiento militar. El presidente de los di√°conos par√≥ su ejercicio militar y le habl√≥ estas palabras: "Hermano pastor, queremos pedirle que se vaya de aqu√≠; mire c√≥mo la desgracia nos lleg√≥; hermano, no queremos que muera junto con nosotros, v√°yase". El anciano pastor comenz√≥ a llorar y dijo estas palabras: "Hijos, no me pidan que los abandone, mejor cons√≠ganme un fusil para pelear junto a ustedes y as√≠ morimos todos juntos". ¬°Ese hombre era pastor!

III. El Buen Pastor Conoce el Estado de sus Ovejas. (10:14)

Las conoce tanto que las llama por su nombre. (v. 3). ¬ŅC√≥mo es que un pastor conoce a sus ovejas por nombre? Muy simple, porque la ama, porque tiene comuni√≥n con ellas, porque fomenta la amistad con ellas. El pastor que conoce a sus ovejas por nombre se interesa por cada detalle de la vida de sus ovejas. Un pastor cuya √ļnica preocupaci√≥n sea el bienestar propio de su persona sin importarle nada del los miembros de su iglesia, no podr√° ser un buen pastor.

IV. El Buen Pastor Busca las Ovejas Perdidas. (10:16).

(Jes√ļs es el modelo del cristiano con coraz√≥n de pastor). (San Mateo 9:35,36). Cuando leemos el libro del profeta Ezequiel vemos el duro reclamo y condena que Dios hace contra los pastores del pueblo de Israel. Dicho pastores no estaban interesados en el bienestar de las ovejas, sino s√≥lo de sus intereses personales. Estimado lector, le ruego haga una lectura con meditaci√≥n de I Tesalonicenses C√°p. 2 para que se d√© cuenta de c√≥mo debe ser un pastor que ama a sus ovejas.

V. El Buen Pastor es Amado de Dios. (10:14).

Dios tiene fieles promesas para todos los buenos pastores que por amor a su Se√Īor se dan al reba√Īo de todo coraz√≥n. ¬°Cu√°nta bendici√≥n derrama Dios sobre aquellas iglesias locales donde el pastor tiernamente ministra a sus miembros y donde los miembros aman y respetan al pastor y juntos en comuni√≥n llevan adelante la obra del Pr√≠ncipe de los pastores!

VI. El Buen Pastor Necesita el Apoyo de sus Ovejas.

  • Que le obedezcan (10:3).

    Pastor est√° asociado con profeta. Recordar Deuteronomio 18. Este pasaje es una profec√≠a acerca de la venida del Se√Īor Jesucristo, pero el principio que tenemos aqu√≠ es que el miembro que no obedezca al pastor, Dios lo juzgar√°. Vivimos en la dispensaci√≥n de la gracia en la cual en ning√ļn per√≠odo de la historia humana hab√≠a habido tanta bendici√≥n espiritual como las que tenemos hoy. Disponemos de muchas versiones b√≠blicas, de estudios especializados, de recursos electr√≥nicos para hacer m√°s f√°cil la obra del Se√Īor, pero los grandes privilegios tambi√©n cos acarrean grandes responsabilidades. De manera que si no somos fieles con las bendiciones que Dios nos ha dado pagaremos precios muy elevados por tener en poco la bendici√≥n de Dios. Los pastores son bendici√≥n de Dios y debemos estimarlos porque la Biblia dice que ellos velan por nuestras almas y alg√ļn d√≠a dar√°n cuenta a Dios acerca de su obra en el ministerio.

  • Que le sigan. (10:4).

    Cuando el pastor diga: "vamos, hermanos a hacer la obra de Dios". La iglesia debe responder: "¡Sí pastor, vamos!"

  • Que le conozcan. (v. 14).

    Estimado lector, ¬ŅConoce Ud. las necesidades de su pastor? ¬ŅSabe de todas las tribulaciones que experimenta ese hombre que ha dedicado su vida para servirle al bendito Dios? ¬ŅLe estimula Ud. por su trabajo, por su dedicaci√≥n, d√°ndole palabras de aliento, o quiz√° invit√°ndolo a una cena cuando sea oportuno? ¬°Ame a su pastor y Dios lo bendecir√° a Ud.!

Conclusión:

Dios ha dejado los pastores para que alimenten con la Palabra de Dios a las ovejas; los ha dejado para que cuiden sus almas con el consejo oportuno, con la oraci√≥n y con el buen ejemplo. ¬°Estos son los buenos pastores que imitan al glorioso Pastor, nuestro Se√Īor Jesucristo! Todos los miembros de la iglesia debemos amar al pastor y respetarlo y apoyarlo para que as√≠ el Se√Īor nos bendiga ricamente, Am√©n.

Visitas: 49328

 
Pasaje

Juan 10:1-21

1 De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador.

2 Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es.

3 A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca.

4 Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz.

5 Mas al extra√Īo no seguir√°n, sino huir√°n de √©l, porque no conocen la voz de los extra√Īos.

6 Esta alegor√≠a les dijo Jes√ļs; pero ellos no entendieron qu√© era lo que les dec√≠a. Jes√ļs, el buen pastor

7 Volvi√≥, pues, Jes√ļs a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.

8 Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas.

9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa.

13 Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas.

14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,

15 así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.

16 Tambi√©n tengo otras ovejas que no son de este redil; aqu√©llas tambi√©n debo traer, y oir√°n mi voz; y habr√° un reba√Īo, y un pastor.

17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.

18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre.

19 Volvió a haber disensión entre los judíos por estas palabras.

20 Muchos de ellos dec√≠an: Demonio tiene, y est√° fuera de s√≠; ¬Ņpor qu√© le o√≠s?

21 Dec√≠an otros: Estas palabras no son de endemoniado. ¬ŅPuede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos?

Portada  |   Sermones  |   Blog  |   Art√≠culos  |   Himnos  |   Radio  |   Pasatiempos  |   Galer√≠a  |   Privacidad  |   Cont√°ctenos
Copyright 2000 - 2014 © iglesiabautista.org. Derechos Reservados.